Recubrimiento de vidrio de lujo, el desafío de la rentabilidad