El segundo paso: la construcción del Si-901.